miércoles, 19 de mayo de 2010

Prohibido jugar al póquer (esto es lo que aparece en el norte de castilla a dia de hoy ayer tambien aparecio otro articulo)

La Junta multará a los jugadores y a los bares que permitan las partidas con o sin dinero

La Consejería de Interior y Justicia acaba de declarar la guerra abierta a las timbas de póquer. Nadie, y eso quiere decir nadie, puede jugar a esta especialidad fuera de los tres casinos de la comunidad -Boecillo (Valladolid), Salamanca y León-. Contra los bares que lo permitan cargarán en dos o tres meses los inspectores: «Las sanciones para los jugadores serán de 300 euros y llegarán hasta los 60.000 para los hosteleros que autoricen las partidas», advirtió ayer el secretario general de la consejería, Luis Miguel González.

La ley, aunque sorprendente, está en vigor desde el 24 de junio de 1998 y prohíbe expresamente jugar al póquer con o sin dinero fuera de los casinos, los únicos establecimientos autorizados para ello. Y fueron precisamente sus responsables los que dieron la voz de alarma hace algunas semanas a la Consejería de Interior para que tomara, y nunca mejor dicho, cartas en el asunto «ante la proliferación de las partidas en los bares».
 
La Junta recogió el guante y su primer paso fue remitir un escrito a todas las asociaciones provinciales de hostelería recordando los artículos 5 y 13 de la citada Ley 4/1998 sobre normas reguladoras del juego, es decir, los que autorizan las partidas de póquer en los casinos y las prohíben en cualquier otro espacio, incluso domicilios. «El póquer es un juego exclusivo de los casinos y sólo está autorizada la práctica de los denominados juegos tradicionales y familiares -mus, cinquillo, tute, brisca,...-», concretó el secretario de Interior.

La misiva ya obra en poder de las distintas asociaciones. «Ya tenemos el comunicado y ahora tenemos un plazo de 15 días para enviárselo a todos nuestros asociados», confirma el gerente de la Asociación Provincial de Hostelería de Valladolid, Óscar Zapico. Una vez superado el plazo, tendrá lugar una reunión entre los aludidos y los responsables de la consejería para advertirles de que «en un tiempo prudencial de tres a cuatro meses comenzarán las inspecciones y las sanciones», anticipa González.

El alto cargo de Interior y Justicia insistió en que «los juegos de casino no se pueden practicar fuera de los casinos» y aclaró, al ser preguntado expresamente por ello, que «tampoco está permitido jugar con dinero o sin él o apostándose un café entre los amigos».
 
Ni un café entre amigos

«Esa misma duda del café o de las partidas particulares también nos se la hemos planteado nosotros y nos explicaron que no se puede jugar aunque el dueño del bar no perciba comisión alguna ni organice la partida», añade el portavoz de los hosteleros vallisoletanos antes de reconocer que «la ley es la ley y tendremos que cumplirla».

Los hosteleros van a comenzar de inmediato a distribuir el recordatorio «de manera coordinada» entre todos los bares asociados de la comunidad. Sus propietarios, una vez iniciada la campaña, tendrán que vigilar que ningún cliente juegue al póquer en sus locales.

El artículo 5 de la ley 4/1998 contempla que «se consideran prohibidos aquellos juegos y apuestas que no estén incluidos en el catálogo». Y dentro de dicho catálogo no se encuentran el póquer, el bacarrá, los dados o el black-jack, autorizados sólo en los casinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario